fbpx

Tarifa Endesa

Diferentes tarifas de precios fijos

¿Te interesa este servicio?

La recogida y tratamiento automatizado de los datos de carácter personal tiene como finalidad el mantenimiento de la relación comercial y el desempeño de tareas de información, formación, asesoramiento y otras actividades propias de FUSIÓN INGENIERIA EFICIENTE SLP

Endesa premia a los clientes eficientes con descuentos en su factura de luz y gas.

Descubre cómo conseguir el descuento y cuáles son los términos y condiciones.

Aunque hay que revisar muy bien las tarifas de Endesa porque no es oro todo lo que reluce.

Tarifas Endesa para adaptarse a tus necesidades

Endesa ofrece dos opciones principales de tarifas de luz para adaptarse a las necesidades de cada cliente:

  • tarifa One Luz: La tarifa One Luz es una tarifa con precio fijo donde se paga lo mismo por cada kWh consumido a cualquier hora del día.
  • tarifa Tempo: La tarifa Tempo es una tarifa con precio variable, que implica pagar diferentes precios según la hora del día, siendo más barato en las horas valle. Esta tarifa se divide en tres variantes, que son Tempo Happy, Tempo Solar y Tempo Verde.

La tarifa One Luz ofrece una tarifa estandarizada a los clientes de Endesa. Es una tarifa diseñada para ser simple y fácil de entender. El precio es fijo, por lo que se paga lo mismo por cada kWh consumido sin importar el horario.
Te aconsejo que revises el precio kwh que pagas por la energía y el precio que vas a pagar por la potencia contratada. Si bien el precio kwh es bueno, el precio de la potencia contratada ya no es tan bueno.
Si haces cálculos, con la tarifa One Luz de Endesa pagas un poco más que con tarifas de otras comercializadoras de luz.

La tarifa Tempo, por otro lado, está diseñada para los clientes que desean ahorrar dinero y reducir su consumo de energía durante las horas pico. La tarifa Tempo se divide en tres variantes:

  • Tempo Happy: se adapta a las necesidades de consumo de los clientes que necesitan mayor flexibilidad y quieren poder personalizar su factura según su estilo de vida.
  • Tempo Solar: está destinada a los clientes que tienen paneles solares y quieren aprovechar al máximo su energía solar. Esta opción permite vender la energía excedente a Endesa en lugar de dejar la energía en la red.
  • Tempo Verde: propone una tarifa que premia el ahorro y el consumo responsable de energía verde.

Endesa ofrece una única tarifa de gas natural: la tarifa One Gas. Es una tarifa con precio fijo que garantiza al cliente un precio estable durante el contrato anual, independientemente del consumo.

La tarifa One Gas es una tarifa de gas natural que se divide en dos variantes. La primera se aplica a los clientes que reciben gas natural a través de un contador individual, mientras que la segunda se aplica a los clientes que reciben gas natural a través de un contador comunitario.

Endesa ofrece una opción de tarifa única de electricidad para empresas.
Es una tarifa diseñada para empresas de todas las tallas que tiene un precio fijo garantizado durante el contrato anual.

La opción de discriminación horaria está disponible para ciertas tarifas específicas, como Tempo. En estas tarifas, el precio del kWh varía según la hora del día, siendo más barato en las horas valle.

Endesa cuenta con una plataforma en línea para todas las gestiones relativas a sus servicios de energía eléctrica y gas, sin permanencia y con facturación digital.
Los clientes pueden gestionar sus contratos, consultar su consumo y facturación, cambiar de tarifa, realizar pagos y consultar su histórico de facturas a través de esta plataforma.

Descuentos de Endesa para clientes eficientes

Si eres un cliente eficiente, podrás obtener un descuento en tu factura de luz y gas. Endesa recompensa a aquellos clientes que utilizan la energía de forma inteligente y eficiente. Con este descuento, podrás ahorrar aún más en tus facturas y contribuir al cuidado del medio ambiente.

Cómo conseguir el descuento en tu tarifa Endesa

Para obtener el descuento por ser un cliente eficiente, deberás cumplir con ciertos requisitos. Endesa revisará tu consumo y te premiará si utilizas la energía de forma eficiente y sostenible.
Algunos de los requisitos para obtener el descuento son:

También puedes participar en promociones y actividades que fomenten el ahorro y el consumo eficiente de energía.

Términos y condiciones del descuento

Para disfrutar del descuento por ser un cliente eficiente de Endesa, deberás cumplir con ciertos términos y condiciones.
Es importante que leas detenidamente los términos y condiciones para saber cómo funciona el descuento, cuánto será tu descuento y por cuánto tiempo podrás disfrutarlo.
Algunos de los términos y condiciones del descuento son:

Recuerda que siendo eficiente en el uso de la energía, contribuyes al cuidado del planeta y ahorras dinero en tus facturas de luz y gas.
¡Disfruta del descuento por ser un cliente eficiente de Endesa!

Cómo Endesa adapta sus servicios a tus necesidades de consumo

En línea con su compromiso por la sostenibilidad, Endesa promueve la eficiencia energética y ofrece a sus clientes consejos para reducir el consumo energético y el importe de su factura.

Además, también ofrece un programa de reembolso de ahorro, mediante el cual el cliente puede recibir una compensación económica si logra reducir el consumo de luz o gas respecto al año anterior.

chat

Habla con nosotros directamente a través de nuestro chat

Preguntas frecuentes

Facturación y precio kwh Endesa

Si estás haciendo referencia a la facturación de Endesa en relación con el consumo de energía eléctrica o gas, la facturación se realiza generalmente de la siguiente manera:

  1. Periodicidad de Facturación: La facturación suele ser mensual o bimestral, dependiendo del tipo de contrato y de la tarifa que hayas escogido.

  2. Información en la Factura: Cada factura proporcionará información detallada sobre:

    • Datos personales del titular.
    • Datos del contrato (número de contrato, potencia contratada, etc.).
    • Periodo de facturación.
    • Desglose del consumo realizado en ese periodo.
    • Precios aplicados tanto al término de potencia como al de consumo.
    • Impuestos aplicables.
    • Total a pagar.
  3. Métodos de Envío: Las facturas pueden enviarse de forma física por correo postal o en formato digital a través de correo electrónico, dependiendo de las preferencias del cliente. Muchos clientes optan por la factura electrónica debido a su comodidad y al ahorro de papel.

  4. Métodos de Pago: Endesa ofrece diferentes métodos de pago, incluyendo domiciliación bancaria (el más común), pago online a través de su portal, pago por teléfono y en oficinas o puntos autorizados.

  5. Tarifas: Endesa, como otras compañías eléctricas, ofrece diferentes tarifas, que pueden adaptarse a diferentes perfiles de consumo. Es importante revisar y entender la tarifa que tienes contratada para asegurarte de que es la más adecuada para tu consumo.

  6. Consumo Estimado vs. Real: En ocasiones, si Endesa no ha podido obtener una lectura real del contador (por ejemplo, si es inaccesible), realizará una estimación basada en consumos anteriores. Es importante revisar la factura siguiente para asegurarse de que se haya ajustado el consumo real.

  7. Atención al Cliente: Si tienes dudas sobre tu factura, Endesa dispone de un servicio de atención al cliente que puede ayudarte a resolver cualquier pregunta o inquietud.

Es importante revisar periódicamente tus facturas y entender todos los componentes de las mismas. Si consideras que tu consumo es excesivo o que podrías ahorrar más, es aconsejable realizar una auditoría energética o consultar con un asesor energético para identificar posibles mejoras en tu hogar o empresa.

  1. Término de Potencia:

    • Es el costo por la potencia que tienes contratada.
    • Se calcula multiplicando la potencia contratada (en kW) por el precio del kW de tu tarifa.
  2. Término de Consumo:

    • Es el costo por la electricidad que realmente has consumido.
    • Se calcula multiplicando la energía que has usado (en kWh) por el precio del kWh de tu tarifa.

A estos costos se les añaden impuestos y otros cargos para determinar el total de tu factura.

La suma de estos valores da como resultado el total que verás en tu factura.

¡Sí! Puedes solicitar un cambio de tarifa si consideras que tu consumo ha aumentado o disminuido de manera significativa. Aquí algunos puntos a considerar:

  1. Análisis de Consumo: Antes de hacer un cambio, es recomendable analizar tu consumo actual y compararlo con meses o años anteriores para confirmar si ha habido una variación significativa.

  2. Tipos de Tarifas: Las compañías eléctricas ofrecen diferentes tarifas adaptadas a diferentes perfiles de consumo. Escoge la que mejor se adapte a tus necesidades.

  3. Costo de Cambio: Generalmente, cambiar de tarifa no tiene costo. Sin embargo, es importante verificar con tu proveedor en caso de que existan cargos asociados.

  4. Frecuencia de Cambios: Es posible que existan limitaciones sobre la frecuencia con la que puedes cambiar de tarifa en un periodo de tiempo determinado. Consulta las condiciones de tu contrato.

  5. Cambio de Potencia Contratada: Si además del cambio de tarifa deseas modificar la potencia contratada (aumentarla o reducirla), puede implicar costos y la intervención de un técnico para modificar el limitador de potencia.

  6. Asesoramiento: Si tienes dudas sobre qué tarifa elegir, puedes consultar con un asesor energético o con el servicio de atención al cliente de tu proveedor para recibir recomendaciones basadas en tu consumo y necesidades.

Recuerda que el objetivo de cambiar de tarifa es optimizar tu factura, adaptándola a tu consumo real para evitar gastos innecesarios.

Contratación y cambios de tarifa

  1. Investigación: Infórmate sobre las tarifas disponibles en tu compañía eléctrica o compara con otras compañías si estás considerando un cambio de proveedor. Las empresas suelen tener información detallada en sus páginas web.

  2. Contacto: Llama al servicio de atención al cliente de la compañía eléctrica con la que desees contratar la nueva tarifa.

  3. Documentación Necesaria: Típicamente, te pedirán:

    • Número de CUPS (Código Universal del Punto de Suministro). Lo puedes encontrar en tu factura actual.
    • Datos personales del titular (nombre, DNI/NIE, dirección, etc.).
    • Datos bancarios para la domiciliación de los pagos.
  4. Asesoramiento: Si no estás seguro sobre qué tarifa elegir, pide recomendaciones. La compañía o un asesor energético independiente pueden ayudarte a seleccionar la tarifa que mejor se adapte a tu consumo y necesidades.

  5. Confirmación: Una vez hayas proporcionado toda la información y seleccionado la tarifa, la compañía te enviará un contrato para que lo revises y firmes.

  6. Plazo de Cambio: El proceso de cambio de tarifa puede llevar unos días. La compañía te informará sobre cuándo se hará efectivo.

  7. Revisión del Contrato: Es importante leer el contrato y asegurarte de entender todas las cláusulas, especialmente cualquier compromiso de permanencia, penalizaciones por cambio o cancelación, y cómo y cuándo se pueden aplicar cambios en las condiciones o precios.

  8. Factura: Una vez que se haya efectuado el cambio, verifica en tus próximas facturas que la nueva tarifa ha sido aplicada correctamente.

El cambio de tarifa consiste en modificar el plan o contrato de precios que tienes establecido con tu compañía eléctrica, adaptándolo a uno que mejor se ajuste a tus necesidades de consumo. Este proceso implica:

  1. Selección: Elegir una nueva tarifa que mejor se adapte a tu perfil de consumo. Puede ser una tarifa con un precio del kWh diferente, tarifas con discriminación horaria, entre otras.

  2. Documentación: Normalmente, para hacer el cambio, la compañía requerirá tu identificación y el número de CUPS (Código Universal del Punto de Suministro).

  3. Trámite: Una vez solicitado, la compañía eléctrica procesará el cambio. No suele requerir ninguna intervención física en tu domicilio ni cambios en tu contador (a menos que también estés cambiando la potencia contratada).

  4. Tiempo de Espera: El cambio de tarifa puede demorar unos días en hacerse efectivo. La compañía te informará del plazo exacto.

  5. Verificación: Es esencial que, una vez realizado el cambio, verifiques en tus siguientes facturas que se esté aplicando la tarifa seleccionada.

  6. Sin Interrupción: El cambio de tarifa no afecta el suministro de energía, por lo que no experimentarás cortes de luz durante el proceso.

El cambio de tarifa te permite optimizar tu factura eléctrica, asegurándote de que estás pagando un precio acorde con tu consumo y necesidades. Es recomendable revisar periódicamente si tu tarifa actual sigue siendo la más conveniente para ti, especialmente si hay cambios significativos en tus hábitos de consumo.

Si no estás satisfecho con tu nueva tarifa, tienes varias opciones:

  1. Cambio de Tarifa: Puedes solicitar un nuevo cambio de tarifa con tu compañía eléctrica. Es importante revisar cuántas veces puedes hacer cambios en un periodo determinado y si hay algún costo asociado.

  2. Revisión del Consumo: Si notas que tu factura ha aumentado o no se ajusta a lo que esperabas, primero verifica tu consumo. A veces, no es la tarifa en sí, sino un aumento en el uso de electricidad lo que provoca un alza en el costo.

  3. Atención al Cliente: Comunica tu insatisfacción a la compañía eléctrica. Ellos pueden ofrecerte soluciones, aclarar dudas o proponerte tarifas alternativas.

  4. Compromisos de Permanencia: Si tu tarifa tiene un compromiso de permanencia, cambiar antes de que finalice dicho periodo podría conllevar penalizaciones. Asegúrate de conocer las condiciones antes de hacer cambios.

  5. Cambiar de Compañía: Si no encuentras una tarifa adecuada en tu compañía actual o no estás satisfecho con el servicio, siempre tienes la opción de cambiar a otra compañía eléctrica. Sin embargo, es crucial investigar y comparar opciones antes de hacer el cambio.

  6. Asesoramiento: Considera obtener asesoramiento de un experto en energía o de un comparador de tarifas independiente para encontrar la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades.

  7. Reclamaciones: Si consideras que se te ha aplicado una tarifa incorrectamente o hay problemas en tu factura, tienes derecho a presentar una reclamación ante la compañía. Si no obtienes una respuesta satisfactoria, puedes acudir a organismos reguladores o de defensa del consumidor.

Recuerda que el objetivo principal es encontrar una tarifa que se adecue a tus hábitos de consumo, garantizando un servicio óptimo y un precio justo.

Siempre es recomendable leer y entender todas las condiciones antes de hacer cambios en tu contrato.

Consumo de luz y gas

Conocer tu consumo de energía es fundamental para gestionar tus gastos de electricidad y elegir la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades. Aquí te presento varias formas de conocer tu consumo de energía:

  1. Factura Eléctrica: Tu factura mensual o bimensual suele detallar el consumo de energía en kWh (kilovatios hora) durante el periodo de facturación. Esta es la forma más directa y común de conocer tu consumo.

  2. Contador Eléctrico: Puedes leer tu contador eléctrico regularmente. Los contadores digitales modernos permiten ver el consumo acumulado y, en algunos casos, el consumo diario o incluso horario.

  3. Área de Cliente Online: Muchas compañías eléctricas ofrecen un área de cliente en sus sitios web donde puedes consultar tu consumo histórico, ver gráficos de evolución y, en ocasiones, obtener recomendaciones para reducir tu consumo.

  4. Aplicaciones Móviles: Algunas compañías ofrecen apps para smartphones que permiten monitorizar el consumo en tiempo real, establecer alertas y recibir consejos para ahorrar energía.

  5. Dispositivos de Monitoreo: Existen dispositivos que se instalan en tu hogar y se conectan al contador o a la red eléctrica para monitorizar en tiempo real el consumo de energía. Estos dispositivos suelen ofrecer información más detallada y pueden conectarse a aplicaciones móviles o plataformas online para un análisis más profundo.

  6. Historial de Consumo: Si tienes un historial de tus facturas anteriores, puedes hacer una revisión y comparativa para entender tu patrón de consumo a lo largo del tiempo, identificando meses de mayor o menor consumo.

  7. Contactar a tu Compañía Eléctrica: Si tienes dificultades para entender tu factura o deseas obtener un informe detallado de tu consumo, puedes contactar directamente a tu compañía eléctrica. Ellos deberían poder proporcionarte esta información.

Al conocer tu consumo, no solo estarás más informado sobre tu gasto en electricidad, sino que también podrás tomar medidas para mejorar la eficiencia energética de tu hogar o negocio y, en consecuencia, reducir tu factura eléctrica.

Medir tu consumo de energía de manera precisa te permite entender y gestionar tus gastos de electricidad, así como adoptar prácticas más eficientes. Aquí te detallo algunos métodos para medir tu consumo:

  1. Contador Eléctrico: Es el instrumento principal en tu hogar o negocio que mide el consumo total de electricidad.

    • Contadores Analógicos: Suelen tener discos giratorios y dígitos. Para obtener una lectura, anota los números mostrados de izquierda a derecha.
    • Contadores Digitales: Muestran el consumo en una pantalla digital. Algunos permiten ver datos más detallados, como consumo horario.
  2. Medidores de Enchufe: Son dispositivos que se conectan directamente a un enchufe y miden el consumo del aparato o electrodoméstico que se conecta a ellos. Son útiles para entender el consumo individual de cada dispositivo.

  3. Sistemas de Gestión Energética: Estos sistemas, más avanzados y usualmente diseñados para empresas o edificios grandes, ofrecen un análisis detallado del consumo, permitiendo identificar patrones y áreas de mejora.

  4. Aplicaciones y Herramientas Online: Algunas compañías eléctricas proporcionan herramientas en línea para que sus clientes puedan monitorizar su consumo en tiempo real o analizar su historial.

  5. Medidores de Energía Residenciales: Existen dispositivos que se conectan a tu panel eléctrico principal y monitorean el consumo total de tu hogar en tiempo real, enviando la información a una aplicación o dispositivo móvil.

  6. Estimaciones Basadas en Aparatos: Si conoces la potencia (normalmente expresada en vatios o kW) de un electrodoméstico o dispositivo y sabes cuánto tiempo está en funcionamiento, puedes estimar su consumo.

    • Fórmula: Consumo (kWh) = Potencia (kW) x Horas de Uso.
  7. Auditorías Energéticas: Si quieres un análisis exhaustivo, puedes contratar a un profesional para que realice una auditoría energética en tu hogar o negocio. Estos expertos evaluarán tu consumo, identificarán áreas de ineficiencia y recomendarán medidas para reducir el consumo y los costes.

Medir y comprender tu consumo de energía es el primer paso para adoptar prácticas más eficientes y ecológicas y para reducir tu factura eléctrica. Es recomendable realizar un seguimiento regular para identificar tendencias y evaluar el impacto de cualquier cambio o mejora que implementes.

Para determinar qué tarifa es la más adecuada para tu consumo, es importante considerar varios factores y seguir algunos pasos:

  1. Conocer tu Consumo:

    • Patrón de Consumo: Identifica cuándo y cómo consumes electricidad. ¿Tu consumo es mayor durante el día o la noche? ¿Hay meses en los que tu consumo aumenta significativamente?
    • Consumo Total: Consulta tus facturas de los últimos 12 meses para obtener una idea clara de tu consumo anual y cómo varía.
  2. Tipos de Tarifas:

    • Tarifa Plana: Un precio fijo por kWh independientemente del momento del día.
    • Tarifa con Discriminación Horaria: Diferentes precios del kWh dependiendo de la hora del día (puede ser ventajosa si consumes más electricidad en periodos de menor demanda, como por la noche).
    • Tarifas con Periodos Estacionales: Diferentes precios según la temporada (verano/invierno).
    • Tarifas de Acceso Regulado: En algunos países, hay tarifas reguladas por el gobierno que pueden ser ventajosas para ciertos consumidores.
  3. Tamaño de la Instalación y Potencia Contratada:

    • La potencia que necesitas (expresada en kW) afecta el precio que pagas. Si contratas más potencia de la que necesitas, pagarás de más. Por otro lado, si te quedas corto, puedes tener cortes o fallos.
  4. Compromisos y Condiciones:

    • Asegúrate de revisar cualquier compromiso de permanencia, costes adicionales o condiciones especiales asociadas con una tarifa.
  5. Opiniones y Experiencias:

    • Consulta opiniones de otros consumidores sobre diferentes tarifas y compañías para tener una perspectiva más amplia.
  6. Asesoramiento:

    • Si te resulta complicado decidir, considera la ayuda de un asesor energético o utiliza comparadores online de tarifas.
  7. Consideraciones Ecológicas:

    • Si te preocupa el medio ambiente, busca tarifas que ofrezcan energía procedente de fuentes renovables.
  8. Revisiones Periódicas:

    • Las necesidades cambian, al igual que las ofertas de tarifas. Es recomendable revisar tu contrato y consumo al menos una vez al año para asegurarte de que sigues teniendo la tarifa más adecuada.

Una vez hayas analizado estos puntos, podrás tomar una decisión informada sobre qué tarifa se ajusta mejor a tus necesidades y hábitos de consumo.

Impuestos y costes regulados

Los impuestos y costes regulados son componentes fundamentales en la estructura de precios de muchos servicios, incluyendo la electricidad. Estos elementos suelen ser determinados o regulados por entidades gubernamentales o regulatorias y pueden variar según el país o la región. A continuación, se desglosan estos conceptos:

  1. Impuestos:

    • Son cantidades de dinero que las empresas deben recaudar de sus clientes y entregar al Estado. En el caso de la electricidad, estos impuestos pueden ser específicos para la industria energética o generales aplicables a todos los bienes y servicios.
    • En muchos países, el consumo de electricidad está gravado con impuestos como el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) u otros impuestos específicos sobre la electricidad.
    • Estos impuestos pueden tener objetivos diversos, desde recaudar fondos para el presupuesto estatal hasta desincentivar el consumo excesivo o promover prácticas más ecológicas.
  2. Costes Regulados:

    • Estos son costes que no están directamente relacionados con la producción o venta de electricidad, pero que las compañías eléctricas deben recaudar de los consumidores en nombre del Estado o de las entidades regulatorias.
    • Peajes de Acceso o Costes de Red: Estos son cargos asociados con el uso y mantenimiento de la infraestructura eléctrica, como las redes de transporte y distribución. Sirven para financiar las inversiones necesarias para mantener y expandir estas redes.
    • Costes de Políticas Energéticas o Sociales: En algunos países, parte de la factura eléctrica se utiliza para financiar políticas públicas relacionadas con la energía, como subsidios para energías renovables, programas de eficiencia energética o ayudas para consumidores vulnerables.
    • Otros Cargos Regulados: Pueden incluir costes relacionados con la operación del sistema eléctrico, la gestión de residuos nucleares (en países con energía nuclear), entre otros.

Es importante señalar que la estructura de impuestos y costes regulados puede variar ampliamente de un país a otro, e incluso dentro de regiones de un mismo país. Por ello, para entender cómo impactan en tu factura eléctrica, es esencial consultar la normativa local y las especificaciones en tu propio recibo de electricidad.

La aplicación de impuestos y costes regulados en la factura de electricidad varía según el país y la jurisdicción. Sin embargo, puedo ofrecerte una visión general basada en el contexto de España, que es un ejemplo común. Si te refieres a otro país, por favor, especifica para poder darte una respuesta más ajustada.

En el caso de España, en la factura de electricidad, se aplican los siguientes impuestos y costes regulados:

  1. Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): Es un impuesto general que se aplica a la mayoría de bienes y servicios, incluyendo la electricidad. En España, el IVA estándar es del 21%, aunque puede haber reducciones en situaciones específicas.

  2. Impuesto sobre la Electricidad: Es un impuesto específico que grava el consumo de electricidad. Se aplica como un porcentaje del total de la factura antes de IVA.

  3. Peajes de Acceso o Costes de Red: Estos son los costes asociados con el uso, mantenimiento y expansión de las redes de transporte y distribución eléctrica. Estos peajes varían según la potencia contratada y el consumo realizado.

  4. Costes de Políticas Energéticas:

    • Subsidios a Energías Renovables: Una parte de la factura eléctrica se utiliza para financiar las primas o ayudas que se otorgan a las energías renovables para fomentar su desarrollo y despliegue.
    • Compensación por Costes Insulares y Extrapeninsulares (CIE): Se aplica para compensar los mayores costes de producción de electricidad en territorios insulares y extrapeninsulares en comparación con la península.
    • Costes de interrumpibilidad: Son los costes asociados a los servicios prestados por grandes consumidores, que están dispuestos a interrumpir su consumo ante situaciones de desequilibrio en el sistema eléctrico.
  5. Otros Cargos Regulados: Estos pueden incluir costes asociados con la amortización de deudas del sistema eléctrico, costes de desmantelamiento de instalaciones nucleares, entre otros.

Al analizar tu factura de electricidad, podrás encontrar un desglose de estos impuestos y costes regulados, que te permitirá comprender cómo se estructura el precio final que pagas. Es recomendable revisar periódicamente estos componentes, ya que las políticas regulatorias y fiscales pueden cambiar y, por tanto, influir en el monto total de la factura.

¡Sí, definitivamente puedes! Como consumidor, tienes el derecho de estar informado sobre cada componente de tu factura, incluidos los impuestos y costes regulados. Aquí te explico cómo puedes solicitar esta información:

  1. Contacta a tu Proveedor de Electricidad:

    • La mayoría de las compañías eléctricas tienen líneas de atención al cliente o servicios de soporte. Puedes llamar o escribir a estas líneas solicitando un desglose detallado y explicación de los impuestos y costes regulados en tu factura.
    • Algunas compañías también ofrecen portales de cliente en línea, donde puedes acceder a información detallada sobre tu factura.
  2. Consulta la Página Web del Proveedor:

    • Muchos proveedores ofrecen información en su sitio web sobre la estructura de las tarifas, impuestos y cargos adicionales. Puede haber secciones de «Preguntas Frecuentes» o documentos específicos que expliquen estos componentes.
  3. Contacta a las Autoridades Reguladoras:

    • En muchos países, hay organismos reguladores o entidades gubernamentales encargadas de supervisar y regular el sector eléctrico. Estos organismos suelen publicar información relevante y pueden proporcionar detalles adicionales sobre los impuestos y costes regulados si los contactas directamente.
  4. Información en la Factura:

    • Algunas facturas incluyen explicaciones breves o referencias a documentos donde puedes obtener más información sobre cada componente. Asegúrate de revisar toda la factura detenidamente.
  5. Asesoría Externa:

    • Si sientes que no estás obteniendo una respuesta clara o satisfactoria, puedes considerar buscar la ayuda de un asesor energético o de una organización de consumidores. Estos expertos pueden proporcionarte información detallada y ayudarte a entender mejor los componentes de tu factura.

Recuerda que como cliente y consumidor tienes el derecho de conocer y entender cada aspecto de los servicios que pagas, y las compañías tienen la responsabilidad de proporcionarte esta información de manera clara y transparente.

Deseo contactar con un consultor

Desde Fusión Ingeniería Eficiente podemos asesorarte en todo el proceso te acompañaremos en el proceso de implementación del autoconsumo fotovoltaico.

contacto gestor

Endesa cuenta con un servicio de mantenimiento preventivo para la instalación de gas y luz, que incluye revisiones periódicas para prevenir posibles problemas y alargar la vida útil de los equipos.

Además, ofrece servicios adicionales específicos, como la limpieza de chimeneas, reparaciones de electrodomésticos o la instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos.

Estos servicios están disponibles para clientes tanto residenciales como empresariales, y pueden contratarse de forma individual o incluirse en el mantenimiento completo.

¡Endesa premia tu eficiencia energética!

Endesa tiene una promoción para clientes eficientes que quieran ahorrar en el consumo de energía con su tarifa Endesa.
Al cumplir con ciertos requisitos, puedes obtener un descuento en tu factura. A continuación, se detallan los requisitos necesarios y las condiciones para conseguir el descuento.

Descuentos para clientes eficientes

Cómo conseguir el descuento

Descuento de Endesa, términos y condiciones

El descuento de Endesa se aplica durante los primeros 12 meses de contrato en tu tarifa Endesa, luego el cliente vuelve a la tarifa normal. En caso de incumplimiento de los requisitos, Endesa se reserva el derecho de no aplicar el descuento en tu tarifa Endesa. Es importante contratar el servicio de mantenimiento preventivo y firmar el compromiso de permanencia para evitar que el descuento sea retirado. Además, esta promoción no es acumulable con otros descuentos o promociones que pueda ofrecer en la tarifa Endesa en el mismo momento.

José Antonio Fernández

José Antonio Fernández

CEO Fusion Ingenieria Eficiente
Ingeniero Industrial
Master en Eficiencia Energética y Energías Renovables.