Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

bombilla Fluorescencia compacta

El profesor de física David Carroll de la Universidad de Wake Forest, en Carolina del norte, EEUU está trabajando en una nueva tecnología de iluminación llamada FIPEL (Field-induced Polymere Electroluminiscent Bulbs), un Polímero Inducido Electroluminiscente.

Las FIPEL utilizan un polímero creado mediante nanotecnología para convertir la carga eléctrica en luz. El dispositivo está hecho de tres capas blancas moldeables del emisor polímero que, mezclado con una pequeña cantidad de nanomateriales brillan cuando son estimulados creando una luz blanca y brillante similar a la luz de Sol.

No contienen ningún material nocivo de los tubos fluorescentes, consumen lo que una bombilla LED y no se rompen. Evitan el zumbido de los neones tradicionales y no se parpadean ni se funden.

Su temperatura de color es la misma que la luz solar, y tiene el mismo abanico cromático que ésta. Se trata de un material flexible que se puede construir en cualquier forma y color (como los neones), y no se calienta.

Según el profesor Carroll, las FIPEL no es descubrimiento reciente, ya que llevan años de desarrollo. En cuanto a la durabilidad, comenta que tiene un modelo funcionando desde hace diez años, lo que puede dar una idea.

Indican que ya hay una compañía preparando su fabricación y que los primeros productos podrían llegar este mismo 2013.

Estate atento a las novedades de nuestro blog, que sin duda serán de tu interés!

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail