Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
El pasado sábado 25 de Febrero, cerró la primera feria de biomasa forestal de Catalunya, celebrada en el recinto “El Sucre”, de Vic. Se han presentado un total de 63 expositores, superando todas las expectativas, tanto a nivel de expositores, como a nivel de visitantes.
Si tenemos en cuenta que los carburantes fósiles -los que actualmente se utilizan para calderas y calefacción- son de naturaleza finita y que su precio (por causas geopolíticas, económicas o por mayor demanda de los países emergentes) va en aumento, no es difícil encontrar iniciativas para encontrar alternativas sobre esta dependencia del petróleo.
La Biomasa es una de estas alternativas, que és util a nivel local, ya que Catalunya dispone de una gran superfície de bosques, así como en otras muchas Comunidades Autónomas, y este tipo de energía supone un aprovechamiento de recursos que son propios: Catalunya dispone de un 41% de su superfície como masa boscosa, y cada año se incrementa en 3,5 millones de m³ su biomasa. Aún con éste potencial, su aprovechamiento es poco rentable, ya que el precio de la madera es bajo, y los trabajos forestales suelen ser caros, debido a la mano de obras. Esta situación hace que cada año se acumule gran cantidad de biomasa.
Si además, tenemos en cuenta los accidentes meteorológicos a gran escala -como por ejemplo los temporales de viento del año 2009-, donde se añade una gran cantidad de biomasa con peligro por su sequedad y situación (se tuvieron que hacer entonces grandes talas para evitar peligros mayores), el  uso de la biomasa como reductor de riesgo de incendios y creación de empleo es evidente.
A nivel local, el sector de la Biomasa está sufriendo una eclosión, tanto a nivel de aplicaciones térmicas, como en aplicaciones eléctricas o de cogeneración, que se traduce en un aumento significativo del número de instalaciones y de empresas que trabajan en éste ámbito.
Fuente: Fira biomasa

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail